Gripe

Garganta, tan molesta y rasposa.

Tos, tan áspera y odiosa.

Mocos, verdes como la pera,

como la tarea de fastidiosa.

Anuncios

Mi película favorita

Todos tenemos algo que nos deja marcados: una fecha, una frase, un momento, una persona, un libro, una canción, una película.

Mediados de 2011, estaba sentado en el cuarto de la computadora. Aburrido, sin realmente nada interesante por hacer, decidí entrar a cuevana.tv y buscar una película que hacía rato me estaba llamando la atención. Su nombre: (500) Days of Summer.

De la película, literalmente no conocía nada, solo que la actriz, Zooey Deschanel, es hermana de Emily Deschanel, quien interpreta a Bones en Bones; y que el actor principal, Joseph Gordon-Levitt, aparece en Inception.

Sigue leyendo Mi película favorita

Un día estamos, al otro solo somos recuerdos. Un día existimos, y al siguiente nos esfumamos sin previo aviso. Las cosas, para bien o para mal, suceden cuando menos las esperas, y en las personas en las que menos te imaginaste. La vida es injusta, toma la vida de los inocentes, y a los culpables los deja impunes. No me queda más que pensar, que ahora estás en un mejor lugar.

Y aquí vamos otra vez

Ya son varios intentos de un servidor, de tener un espacio personal por el cuál expresarse, desde que en su momento por allá en 2008, escribí en un pseudo-proyecto que llevé a cabo en conjunto con unos primos, llamado Lejano Oriente. Un blog sobre videojuegos (que abarcaba noticias, videos, imágenes, reseñas de varios títulos de la industria) que fue medianamente conocido y que ya dio todo lo que podía dar (por más de varios intentos de regresarlo a la blogósfera, más que nada por el mal manejo que le dí en su momento, y por que no teníamos el tiempo suficiente para dedicarle.

Fue desde aquél 2008, en el que me vi en la necesidad, de escribír no solo sobre una pasión en específico, como lo era sobre videojuegos, sino que expresarme sobre cosas más personales, fue entonces, en que decidí abrir mi propio blog personal en Blogger, al tiempo, y tras haber escrito unas cuatro o cinco publicaciones para después dejarlo en el olvido, decidí aventurarme en la plataforma de WordPress.com, en 2009, y pasó lo mismo: dejé abandonado este blog. Y así fue con varios otros que abrí con la misma intención que este, y que preferí conservar con tal de mantener dominios que me gustan.

Tras varios intentos, y madurar en el proceso, creo que llegó el momento de por fin dedicarle un poco de atención a este espacio, que bien puede servirme para mejorar como persona, al expresarme (a partir de este día) libremente, sobre cualquier tema de mi preferencia, y sobre el que posea conocimiento alguno (claro que no hablaré solo por hablar, o en este caso, escribír).

Bienvenidos sean.