Mi película favorita

Todos tenemos algo que nos deja marcados: una fecha, una frase, un momento, una persona, un libro, una canción, una película.

Mediados de 2011, estaba sentado en el cuarto de la computadora. Aburrido, sin realmente nada interesante por hacer, decidí entrar a cuevana.tv y buscar una película que hacía rato me estaba llamando la atención. Su nombre: (500) Days of Summer.

De la película, literalmente no conocía nada, solo que la actriz, Zooey Deschanel, es hermana de Emily Deschanel, quien interpreta a Bones en Bones; y que el actor principal, Joseph Gordon-Levitt, aparece en Inception.

Me adentré por 95 minutos en un mundo que para mi, era totalmente desconocido (o al menos lo era hasta que le dí clic al botón ‘Reproducir’). Por lo general, cuando se está a punto de ver una película, por sentido común se debe de poseer algo de conocimiento mínimo sobre la misma, este no era el caso.

De mis cursos de Literatura en la preparatoria, recuerdo dos cosas en este preciso instante: “El propósito del autor, es que el lector se sienta identificado al leer su obra.” y “Más importante que la misma historia, es cómo se relata.”, y, aunque no hablemos sobre una obra literaria, es precisamente en estos aspectos donde sobresale la película.

Lejos de mostrarnos una historia de amor convencional, en que la chica no puede decidirse por el vampiro necrofílico o por el lobo zoolífico, o que el chico malo se hace bueno con tal de conseguir el amor de esa chica por la que hasta cambiaría su actitud; (500) Days of Summer nos revela desde la introducción lo que nuestros ojos están a punto de ver con la frase “Ésta no es una historia de amor.”

Lo que nuestros ojos están a punto de ver, es una historia sobre el amor. Una historia más apegada a lo que sería una relación sentimental en la vida real, una historia que al transcurrir, te hará recordar a todos esos amores (y desamores) adolescentes por los que seguramente pasaste.

Como cuando viste a esa chica por primera vez, te sentiste flechado por cúpido. Como cuando intentabas hablarle, simplemente no sabías como y preferías no hacer nada para no estropear algo que para ti, no podría pasar ni en un millón de años. Como cuando por fin te armaste de valor, viste que estabas llegando a algo. Como cuando te ilusionaste más de una vez. Como cuando tu amigo ‘la cagó’ diciéndole a esa chica lo que por ella sientes. Como cuando le decías a tus amigos, emocionado, que veías que estabas logrando algo con esa chica. Como cuando ellos te consolaban cuando algo malo te pasaba. Como cuando un día la amabas con todo tu ser, y un día después la odiabas por completo. Como cuando en un abrir y cerrar de ojos, todo se derrumba bajo tus pies, te sientes derrotado, te sientes sin ganas de existir y sientes que no saldrás de esta. Como cuando no puedes sacártela de la cabeza. Como cuando no puedes dejar de llorar cuando estás solo y sin nadie a tu alrededor. Como cuando el tiempo, de manera mágica, arregla ese corazón roto y vuelves a ser el mismo de antes. Como cuando sin esperártelo, conoces a otra persona, y tienes dos caminos: se repite el ciclo, o ella es la indicada.

Lo mejor de (500) Days of Summer es como los actores representan de forma tan verídica a sus personajes. Como Tom cae embobado por Summer. Como Summer es esa chica tan deseada y especial, diferente al resto de chicas que conocerás en tu vida. Como hay una química entre ellos desde el primer instante. Como cada vez que Tom se enamora más y más, Summer se da cuenta que lo suyo con Tom simplemente no está destinado a ser. Como tú sientes lo que sientes Tom y odias a Summer con todo tu ser. Y aún mejor es que todo esto nunca te pasa por la mente, pues la historia es relatada en una estructura no líneal. Los quinientos días comprendidos de la relación entre Tom y Summer desde el comienzo hasta que Tom logra superarla, se nos son contados de manera variada. En un principio podemos estar observando el momento en que se conocen, y en otro instante podemos viajar a cuando se odian uno al otro con toda el alma y sin idea alguna de porque eso ocurrió. Es entonces cuando nos regresamos días antes, donde inicia toda esa bronca y terminamos en el día en que todo mejora y se llevan tan bien como en un principio, por poner un ejemplo.

Para concluír, el soundtrack recopilatorio es una mezcla perfecta entre canciones modernas  y de épocas pasadas, que además de ser temas de una gran calidad, concordan con perfección a los múltiples y entrañables momentos que se nos presentarán a través de 95 minutos que en lo particular, han sido de los mejores y más preciados recuerdos de mi vida.

Mi recomendación enterna. Gran película, gran historia, grandes actores, grandes canciones.

Aclaración: Sé que la película ya lleva rato de haberse estrenado y que mi opinión en estos momentos no significaría nada relevante para hacer que usted, lector, vea la película (aparte que prácticamente le escribo a la nada), pero este texto es algo que hace tiempo me debía a mi mismo. Si ha leído hasta este punto, gracias por el tiempo prestado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s